Prevenir enfermedades de próstata

11.09.2016

Existen evidencias científicas que cambios en la alimentación (una dieta rica en frutas, vegetales y suplementos vitamínicos) con una variedad de micronutrientes disminuyen la incidencia y la mortalidad.

Más de la mitad de los hombres alrededor de los 50 años tienen problemas relacionados con el agrandamiento de la próstata: la hiperplasia benigna de próstata (HBP) constriñe la uretra causando molestias y problemas urinarios.

Las semillas de calabaza contienen compuestos protectores llamados fitosteroles, los cuales pueden ser responsables de contraer la próstata. También contienen compuestos químicos que previenen la transformación de testosterona en dihidrotestosterona (DHT). Niveles elevados de DHT se han asociado con el agrandamiento de próstata. Comer un puñado de pipas de calabaza peladas durante 3 días a la semana ayuda a prevenir la hiperplasia benigna de próstata. Un hábito que los hombres jóvenes pueden adoptar para proteger su próstata en el futuro.

Para un diagnóstico precoz se recomienda:

  • Antes de los 40 años hacerse una prueba de cribado y conocer el riesgo individual. El exceso de peso y casos familiares de cáncer de próstata son factores de riesgo generales.
  • Entre 40 y 54 años realizarse pruebas diagnósticas. La detección temprana y el tratamiento son los factores más importantes para eliminar el cáncer de próstata.
  • De los 55 a los 69 se recomienda realizar pruebas diagnósticas, ya que los hombres de esta edad tienen la posibilidad de detectar de forma precoz el cáncer y eliminarlo con una alta calidad de vida. Hay que tener en cuenta que el riesgo aumenta a partir de los 65 años (a partir de esta edad realizarse pruebas diagnósticas cada 2 años).
  • 70 años y mayores, realizar pruebas de cribado debería formar parte del cuidado de su salud.

El cáncer de próstata es a nivel mundial es el segundo cáncer más diagnosticado en los hombres, en cambio, en Europa y España es, desde hace unos años, el primero en número de diagnósticos (más de 30.000 en España en 2014). Desde que se realiza la prueba del PSA (antígeno prostático específico) ha habido una reducción del 39 % en las muertes causadas por este tipo de cáncer.

Conocer la predisposición individual (herencia, edad, hormonas, dieta), los tratamientos disponibles e información sobre el diagnóstico, permite que los hombres puedan tomar una decisión sobre qué es lo mejor para ellos.