Descubre lo que la micronutrición puede hacer por tí

11.07.2016

Los MICRONUTRIENTES son los nutrientes que nuestro cuerpo necesita en menor cantidad e incluyen vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales y ácidos grasos esenciales. Son de gran importancia para un correcto funcionamiento de nuestro organismo y su déficit o exceso tiene un gran impacto sobre nuestra salud: alteración del metabolismo de los azúcares, grasas o proteínas, del funcionamiento de las glándulas adrenal y tiroides, de la síntesis de hormonas y del sistema inmunitario, de la predisposición a la inflamación y a infecciones y pueden alterar nuestro sistema de sueño/vigilia, entre otros.

Además, como la mayoría no pueden ser sintetizados por las células humanas, debemos ingerirlos a través de los alimentos. Las frutas y verduras nos aportan vitaminas y minerales, legumbres y cereales vitaminas del grupo B, el pescado azul es rico en ácidos grasos esenciales (omega 3) y la carne nos aporta aminoácidos esenciales.

Hay que destacar la importancia de la relación entre los distintos micronutrientes. Por ejemplo, un desequilibrio de la relación calcio/potasio puede originarnos una disfunción de la tiroides sin que precisamente haya niveles alterados de las hormonas tiroideas. Una alteración crónica del ratio normal vitamina D/histidina nos predispone a tener inflamación crónica (por ejemplo, de la mucosa intestinal). Y una relación anormal de los niveles triptófano/serotonina puede indicar desórdenes del sueño.

Con un adecuado manejo de los micronutrientes se pueden tratar insomnio, cansancio, estrés y ansiedad, problemas gástricos, alergias e intolerancias, enfermedades cardíacas, problemas mentales o emocionales, problemas del comportamiento infantil, autismo, hiperactividad, problemas hormonales, reproductivos, colesterol, hígado graso, etc.

Como hemos visto, un déficit / exceso de estos elementos nos predispone y causa alteraciones en nuestro bienestar físico y mental. Conocer el estado nutricional de nuestras células es el primer paso para corregir los desórdenes presentes y prevenir los futuros.

En próximas entradas escribiré en detalle sobre los diferentes micronutrientes, enfermedades asociadas y en qué alimentos encontrarlos.