¿Se puede prevenir el cáncer de colon?

20.10.2016

No existe una manera 100 % efectiva de prevenir el cáncer de colon, sin embargo, podemos tomar medidas que pueden ayudar a reducir su riesgo.

Detección precoz

Las pruebas de detección del cáncer de colon que se hacen regularmente (colonoscopia) son una de las armas más poderosas para prevenir este tipo de cáncer: con ellas se pueden descubrir y extirpar la mayoría de pólipos antes de convertirse en células cancerígenas y se puede encontrar el tumor en sus etapas iniciales cuando es altamente curable. Se recomienda que las pruebas de detección se inicien a los 50 años para las personas que no tienen un alto riesgo de cáncer colon. Las personas con un mayor riesgo, como aquellas con antecedentes familiares de cáncer colorrectal, deberían iniciar las pruebas de detección a una edad más temprana. En estos casos también sería beneficioso realizar un estudio genético familiar para conocer el riesgo individual.

Alimentación específica

En general, una alimentación con un alto contenido de frutas, verduras y granos integrales y con un bajo contenido de carnes rojas y procesadas se ha relacionado con una disminución del riesgo del cáncer colorrectal. Además, algunos nutrientes pueden ayudar de forma específica:


  • Calcio: asegurar un nivel adecuado de calcio será muy beneficioso, ya que la deficiencia de este mineral incrementa el riesgo de padecer cáncer de colon. Alimentos ricos en calcio son el queso, yogurt, Tahini, semillas de sésamo, semillas de lino, almendras, tofu, sardinas, anchoas, avellanas e higos secos.
  • Omega 3: previene diferentes tipos de cáncer, reduce la tumoración y el riesgo de metástasis. Es compatible con la quimioterapia e incluso mejora el tratamiento (lo dirige a las células tumorales). Se encuentra en el pescado azul.
  • L-glutamina: es un aminoácido importante para las células que recubren el estómago e intestino, por lo que evita el cáncer de colon y mejora la permeabilidad intestinal. En tratamiento de quimioterapia para cáncer de intestino o gástrico ayuda a regenerar las células. El queso quark alemán es una de las fuentes más ricas en L-glutamina.
  • Vitamina D: el estado nutricional adecuado de vitamina D está asociado a una reducción en el riesgo de cáncer de colon y en el riesgo de pólipos colorrectales potencialmente precancerosos, así como a una mayor supervivencia de los pacientes con este tipo de cáncer (riesgo de mortalidad reducido en un 35 %). La vitamina D se encuentra en pescados grasos (azules), aceites de hígado de pescado y huevos de gallinas que han sido alimentadas con vitamina D.

Tratamientos físicos

  • Tomar el sol 10 minutos al día sin protección solar para asegurar un correcto nivel de vitamina D
  • Realizarse limpiezas de colon (hidroterapia de colon) para eliminar toxinas
  • Mantener un adecuado peso corporal (sobre todo a nivel de grasa abdominal)
  • Evitar el estreñimiento: la acumulación de heces expone a las células intestinales a tóxicos de una forma constante